• Modificar tamaño de texto

La Defensoría del Pueblo de Río Negro fue creada a partir de la consagración de los artículos 167, 168 y 169 de nuestra Constitución provincial, sancionada y promulgada el 3 de junio de 1988 por la Convención Constituyente.
Por su parte, la Ley reglamentaria de la Defensoría fue sancionada por la Legislatura Provincial el 22 de diciembre de 1993 y promulgada el 21 de febrero de 1994 bajo el Nº 2.756.
Tanto el texto constitucional como su ley reglamentaria tuvieron como fuente el derecho comparado provincial, nacional e internacional. Así, se destaca la consulta de antecedentes de leyes orgánicas de las Defensorías del Pueblo de las Provincias de Córdoba, San Luis, San Juan, Santa Fé y la Capital Federal. En el plano internacional se destaca la influencia de la Institución del Defensor del Pueblo Andalúz de España, ya que el autor del proyecto principal discutido en la Convención Constituyente había visitado personalmente la sede de este organismo.
El Defensor es designado por la Legislatura con el visto de las dos terceras partes de sus integrantes, en sesión especial convocada al efecto. La elección se hace a propuesta de la Comisión de Labor Parlamentaria y por votación nominal, en la que no se autorizan abstenciones.
El Defensor del Pueblo dura en sus funciones un período de cinco años, improrrogable, pudiendo ser reelecto una sola vez.
Los requisitos para ser Defensor son los mismos que para ser legislador; le comprende las mismas inhabilidades, incompatibilidades e inmunidades y no puede ser removido sino por las causales y el procedimiento establecido para el juicio político.
Cada año el Defensor del Pueblo debe informar a la Legislatura de Río Negro sobre su gestión (lo que ha realizado) y de la situación general de los derechos de todos los ciudadanos de la provincia.
En esta historia cabe destacar que el año de nacimiento de esta Institución fue crítico en cuanto a la situación del país.
Después de trece años de la recuperación de la democracia, el nacimiento de la Defensoría se encontró con un Estado Provincial, que al igual que la Nación, estaba desbordado por demandas insatisfechas que carecían de canales de expresión y participación. Es por ello que la Constitución Provincial, entre los principios de actuación del Defensor del Pueblo, pone su acento en la accesibilidad, que significa, ni más ni menos, para los habitantes de la Provincia, cualquiera sea su localización territorial o condición sociocultural, tener las garantías de poder llegar con sus reclamos al Defensor y obtener respuestas oportunas.

Defensores Anteriores

El Ingeniero Juan Ricardo Kugler fue el primer Defensor del Pueblo y la señora Juana Soulé la primera Defensora Adjunta en nuestra provincia; ambos fueron designados el 29 de diciembre de 1995.
Al término de su mandato y como la Legislatura Provincial no había logrado reunir los votos necesarios para el nombramiento de su reemplazante, se prorrogó la titularidad por 120 días. Vencido ese plazo se designó a cargo del Organismo, por 60 días, al Secretario Parlamentario de la Legislatura Provincial, Oscar Meilán. Posteriormente la propia Cámara dispuso poner al frente de la Defensoría del Pueblo, en forma Interina, al Secretario de Asuntos Constitucionales de la Cámara, Lic. Daniel Ayala, quien ocupó el cargo hasta el 31 de Agosto del 2001. Ese mismo día, en sesión especial, la Legislatura, con los votos unánimes de los representantes parlamentarios, designó como Defensora del Pueblo de la Provincia de Río Negro a la Señora Nilda Raquel Nervi de Belloso.
Tiempo después, el 25 de marzo de 2004, la Legislatura designó, por unanimidad, como Defensora Adjunta a la Dra. Marcela Yappert. No obstante haber comenzado sus funciones después del ingreso de la Defensora Nilda Nervi, la Defensora Adjunta finaliza su mandato el mismo día que la Sra. Nilda Nervi de Belloso.
Al finalizar la gestión de Nilda Nervi, los legisladores volvieron a reunirse y eligieron, luego de evaluar a todos los postulantes para el cargo, el 6 de septiembre a la Dra. Ana Ida Piccinini como Defensora del Pueblo y al Dr. Ignacio Gandolfi como Defensor del Pueblo Adjunto.
El 28 de julio de 2011 la Dra. Piccinini renuncia a su cargo para poder postularse como candidata a legisladora en las nuevas elecciones para gobernador de la provincia. Por esta circunstancia es que asume el cargo el Defensor del Pueblo Adjunto, Dr. Gandolfi quien termina su mandato el 6 de enero de 2012. Luego la Legislatura de Río Negro designa por un plazo de 60 días al Arq. Gustavo Casas como Defensor del Pueblo Interino.
La Legislatura convoca nuevamente a inscribirse como postulantes para ser Defensor del Pueblo, se anotan 27, de ellos son preseleccionados 10 y, finalmente, el 26 de abril de 2012 eligen a la Dra. Nadina Díaz como Defensora del Pueblo con el voto de 43 legisladores de un total de 45 y a Adriana Santagati como Defensora del Pueblo Adjunta.

Finalizado el per{iodo de Díaz, se convoca a nuevos aspirantes y, por primera vez en la historia de la institución, se elige – 15 de junio de 2017-como  Defensora del Pueblo a la que fuera Def4ensora Adjunta en el último período, Lic. Adriana Claudia Santagati y como Defensor Adjunto al Dr. César Domínguez.

Del Defensor Adjunto

El Defensor Adjunto es un auxiliar del Defensor del Pueblo.
El Defensor le puede delegar funciones y además el Adjunto lo sustituye en caso de ausentarse.
Es designado con la misma metodología que se utiliza para elegir al Defensor y su remoción será dispuesta por la Comisión de Labor Parlamentaria previo sumario sustanciado en la forma que prevea el Reglamento Orgánico y de Procedimiento de la Defensoría.